Eyes Wide Shut

¿Hasta dónde alcanzan los enigmas y secretos que a menudo se atribuyen a Eyes Wide Shut, la película póstuma de Stanley Kubrick? ¿Qué tremendas inquietudes invadieron su corazón tras leer el relato de Traumnovelle, de Arthur Schnitzler, que no solo le hicieron desear llevar la historia a la pantalla, sino además ser el único en hacerlo? Una obsesión de más de 40 años, para un film en cuyos pliegues y derivas se cifra su visión más íntima sobre la pareja, la fidelidad, el secreto conyugal, el deseo femenino y para cuya concepción hicieron falta las palabras, los días y hasta las confidencias de su auténtico matrimonio con Christiane Kubrick.